En 1528 por la Real provisión de Carlos I, como administrador perpetuo de la Orden de Santiago, para comprobar el estado de los bienes y la gestión de las encomiendas de la Orden de Santiago, mandó a unos historiadores a San Pedro de Mohélledes, que así se conocía al actual despoblado de San Pedro (mencionado con anterioridad con otra grafía. En esta inspección se habló del estado de la ermita e iglesia de San Pedro, situada cerca de un lugar llamado Villarrín que está bajo protección de la Orden del Cister.
En la Crónica del Cristo fechada en 1786, que es una carta en la cual el entonces párroco de Villarrín –creemos que fue Don Bernardo Redondo- escribe dando razón del milagro del Cristo a D. Bernardo Espinan de Valencia, se dice entre otras cosas: “La fundación del pueblo es como de 900 años después de la Navidad de Cristo, y es común tradición; pero nunca fue de crecido vecindario, ni en todo él se halla vestigios que lo manifiesten, dícese, se fundó en tiempos de los Romanos, ignorase por quien, y hoy pertenece en propiedad el Señorío al Sr. Conde la Salvatierra, en quien recayeron los estados de Jódar...”.
En 1579, Villarrín depende de los marqueses de Jódar, ostentando el Señorío, Alonso de Carvajal, según se desprende de la consulta sobre la concesión que solicitó acerca del título de Castilla. (Arch. Histórico Nac. Legajo 4.408-N-66.) Don Alonso de Carvajal era 5º Señor de Jódar y 7º de Tobaruela y Bélmez.
La dinastía de los Carvajal al frente del Señorío de Villarrín, se inicia con Don Diego, padre de Don Alonso, que fue alcaide de Fuenterrabía y Capitán General de Guipúzcoa. Se casó con Isabel de Osorio –hija del citado D. Fadrique y doña Mencía-, pasando por lo tanto el Señorío de la titularidad de los marqueses de Astorga a los de Jodar.
La línea sucesoria continúa en 1637 con Don Miguel de Carvajal, casado con María Enríquez de Mendoza. En 1662, el Señorío lo ostentaba Doña Catalina de Carvajal (hija del anterior matrimonio), casada con D. Francisco de Velasco Tobar Carrascal y Osorio.
José Fernández de Velasco, hereda los estados de sus padres D. Francisco y Doña Catalina, convirtiéndose en el propietario del Señorío de Villarrín, siendo además VIII duque de Frías. Es facultado por Felipe V (28 de julio 1705) para que pueda imponer a Censo 20.000 ducados de principal a sus estados “en razón de los gastos habidos mientras fue general de galeras y embajador extraordinario en París”. Muere en 1713. (Arch. Duque de Frías. Legajo 198 bis-nº 5.)
Le sucede Bernardino Fernández de Velasco, casado con Rosa de Toledo y Portugal. Le corresponde ser 9º duque de Frías y X Condestable. Muere en 1727 sin sucesión.
Exactamente no se sabe la fecha del cambio, sin embargo , es muy probable que la titularidad de los condes de Salvatierra, se produjera con motivo, del matrimonio habido entre la viuda de D. José Fernández de Velasco-doña María Victoria- con don José Sarmiento, IV Conde de Salvatierra.
En 1768, figuraba como condesa de Salvatierra, doña Ana Sarmiento Fernández y Córdoba. Hay que recordar que pertenecía a la familia de los Sarmiento de Sotomayor y Velasco, cuyo título de Condes de Salvatierra, lo adquieren el 20 de febrero de 1603, siendo su primer representante Don Diego (Arch. Histórico, legajo 5240-R-N-3-bis.)
Los habitantes de Villarrín ocuparon una categoría social primaria durante la época que hemos analizado. Serían “pecheros” y pagarán la renta al “señor de la villa” y al Monasterio de Moreruela, según las circunstancias.
 
Textos, D.Francisco Trancón
 
Volver a Historia
 
Ayuntamiento | Historia | Campo de Golf | Medio Natural | Festividades | Foro Villarrín | Álbum de Fotos
Ayuntamiento de Villarrín de Campos   (Zamora)   Plaza de España S/N   49137   C.I.F: P-4929700-E   Tlfn: 980 580 110
Contactar Web realizada por Infodise